Cenas y compromisos

lunes, 3 de septiembre de 2007


Share/Bookmark



Tengo una amiga que me advierte de los peligros de la compasión y para ilustrarme me ha regalado "La impaciencia del corazón" de Stefan Zweig. He vuelto a sumergirme en su lectura con el placer de siempre porque su prosa es delicada y seductora como pocas.
Con frecuencia me dejo llevar por emociones más allá de lo que razonablemente estaría dispuesta a hacer en frío, porque soy vehemente, apasionada y un poco idiota.
Hay una euforia tras una buena comida con amigos, regada del justo vino que le conviene, que me sitúa al borde de peligrosos precipicios sociales, incómodas promesas, compromisos incumplibles. Y no diré más.

"Nunca había comido tan bien, ni en sueños me hubiera imaginado que se pudiera comer tan bien, tan lujosa y copiosamente. Platos cada vez más exquisitos y caros desfilan majestuosamente en fuentes inagotables: pescados de color azul pálido, coronados de lechuga y enmarcados en rodajas de langosta, nadando en una salsa dorada; capones cabalgando sobre albardas de arroz en capas; pudding flameando en ron de llama azul; bolas de helado, dulces y de colores, brotando unas de otras; frutas, que deben haber dado la vuelta a medio mundo besándose en bandejas de plata. ¡Esto no tiene fin, no tiene fin! ¡ Y para acabar, un verdadero arco iris de licores, verdes, rojos, blancos y amarillos, y cigarros gruesos como espárragos para acompañar un café exqusito!


"La impaciencia del corazón". Stefan Zweig

8 comentarios:

Margarida dijo...

¡Ni yo lo habría expresado mejor!

jejejeje...

estupendo y breve relato de un buen gourmet ;)

manuel allue dijo...

Peligrosos los "precipicios sociales". Aunque con pan (con langosta, con capones o con pudding) seguramente lo son menos. Como las penas.

delantal dijo...

margarida, lo tuyo es puro arte de cocina, :)


Sobre todo si el pa es un buen brioche, manuel
;)

coquorum dijo...

Me gusta como escribes. Tu blog amigo

www.apuntesgastronomicos.blogspot.com

Cazador de Miradas dijo...

entre los pecados capitales la gula es uno de mis favoritos ...

DESPERTAFERRO dijo...

Dama del delantal: Creo que adivino ese sentimiento que quieres comunicar y que abortas con ese :"Y no diré más".
Con el buche lleno y los vapores del alcohol todo el mundo es simpático, agradable e incluso es capaz de dar o prometer la luna, lo que saben que no están dispuestos a dar y que por otra parte nadie les ha pedido.
Todo acaba con un : "si te he visto no me acuerdo"

Camille dijo...

Coincidimos.....
Me regalaron hace dos veranos ese libro. No había leído antes nada de Stefan Zweig, pero me encantó. La prosa tan cuidada, los detalles, la ambientación. La edición también es muy bonita. Es uno de los libros que más me ha gustado de los que han caído en mis manos de un tiempo a esta parte.
Una historia tremenda...

delantal dijo...

Intensa, una reflexión muy aguda sobre el sentimentalismo respecto a ciertos temas. Me encanta coincidir citigo.

Related Posts with Thumbnails
Top blogs de recetas

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP